@YmiMundoCambio

viernes, 26 de julio de 2013

HOY HACE TRES MESES...

Llevo todo el día evitándolo, pero quedamos que así lo haría... como hoy me ha dicho el amantísimo "Es hora de cerrar etapas para abrir otras nuevas", no sabéis el padre que os habéis perdido... un hombre fantástico donde los haya, pero eso es otro tema; en su afán por verme sonreír (de verdad) otra vez, me ha dicho: "Podemos hacer algo simbólico ya que no podemos hacer una "ceremonia real", pero es bueno no olvidar sino despedirnos...", me ha parecido algo precioso y necesario, el primer paso es este, el contarlo una última vez, el siguiente decidiremos si plantar un árbol o algo por el estilo en vuestra memoria... comienzo con el primer paso...

Ese día me levanté dándoos los buenos días, mis pequeñitos, la semana anterior habíamos tenido un pequeño susto pero ahí quedo en susto y una molesta infección de orina... nada grave... 26 de Abril, viernes, 20 semanas de gestación ese mismo día y os iba a ver... la doppler morfológica si os dejabais y sino a la semana siguiente, por temas laborales el amantísimo tenía el día mas que liado y como estaba casi segura de que tendría que volver la siguiente semana le dije que no se preocupase, que ya le informaría cómo había ido todo, parece que "algo o alguien" quiso que no fuese sola...

Pasé la mañana mirando el reloj para no salir tarde, la verdad es que una hora antes de ir hacia el hospital noté molestias en el bajo vientre, pero pensé que sería la infección nuevamente... cinco minutos antes de salir me llamó el amantísimo "¿ya has salido?, no te vayas que paso a por ti", que alegría me dio y que oportuno fue... (si alguien esta leyendo esto aconsejo encarecidamente no ir a NINGUNA eco de control y/o prueba sola), me dijo que no quería que fuese sola y que se había arreglado el trabajo para poder venir... mientras nos dirigíamos al hospital le comenté las molestias que tenía pero sin darles mayor importancia "creo que vuelvo a tener infección", le dije.

Llegamos al Hospital y ya casi que todo se fue precipitando... recuerdo estar hablando con una amiga para quedar a comer el 1 de Mayo (celebración de nuestros aniversarios de boda, nosotros 30 de Abril y ellos el 1 de Mayo) y decirle "luego hablamos que entro a eco", lo siguiente ya fue dirigirnos a Urgencias... me asusté mucho cuando me tumbé en la camilla y empecé a veros... supe que algo iba mal... nuestro doctor acostumbraba a hablarme mucho durante la eco pero... mantenía silencio... pronto se puso a llamar y a contarnos que había que hospitalizarnos... Síndrome Transfusión Feto Fetal Grado III... había que ir a otro Hospital para ingresar de Urgencias para que me monitorizasen, todo lo mas el lunes realizarían la intervención... nadie sabía que ya no había tiempo...

El camino hacia el hospital fue raro... llamadas informando de lo que pasaba y tranquilizando a todos... yo... vuestra madre la "valiente", estaba muerta de miedo pero no quería preocuparlos...

El dolor se acrecentaba... con el diagnóstico se me olvidó comentar nada al doctor... eso no era "importante"... el últimos semáforo para llegar al hospital tenía tanto dolor que cometimos una imprudencia y nos lo saltamos... la llegada a Urgencias fue algo traumática también, no podíamos dejar el coche en la puerta y yo tenía tanto dolor que no podía ir sola... El amantísimo tuvo que dejarme allí y dejar el coche en cualquier sitio. Una enfermera al verme entrar me sentó enseguida en una silla y me hizo el ingreso... yo solo pensaba en que no quería estar sola... tenía miedo... me subieron a urgencias de maternidad... nos estaban esperando... a todo esto papá estaba averiguando adónde se nos habían llevado... y yo allí... con mis dolores... y los médicos diciéndome al verme llorar, no te preocupes, cálmate que hoy no te vamos a hacer nada... solo vamos a monitorizar... tras insistir en que me dolía, me dieron un bote para recoger una muestra de orina... no podía... cuando, por fin, pude salir del baño y entregar la muestra volví  insistir: "perdona que insista pero... me tiene que doler tanto...", yo no sé si fue la cara que tenía o que a la doctora se le encendió la luz... y me preguntó si me habían explorado, le dije que venía de la eco, a lo que ella me insistió que eco no, sino "por abajo"... le dije que no y me pidió que subiera a la camilla... tuvieron que ayudarme, el dolor se incrementaba... ya se olía algo y le dijo a una enfermera que me ayudara a desvestirme y ponerme la bata... cuando logró explorarme con una cara de pena, culpabilidad (por haberme recriminado el quejarme pienso yo) e incredulidad me dijo... "como no te va a doler... si estas de parto...", el mundo se me vino abajo... en ese momento entré en una película, de terror por supuesto, y como que me abstraje de mi misma... llamaron a otros doctores... se confirmaba... estaba de parto... empezaron a decirme que no lo podían parar, que lo sentían... y yo les dije que no quería escuchar mas... que lo sabía... no quería que nadie me dijese lo que no quería oír y de lo que era consciente... ahora lo único que pedía era que entrase él, mi amor, mi amantísimo, mi esposo, vuestro padre... cuando me miró no podía decírselo... solo lloraba...

Enseguida me llevaron para paritorio y mientras me "preparaban" le explicaron todo lo que iba a pasar... aunque nadie nos explicó que iba a ser tan duro... lo que aconteció fue tan íntimo, ante tanta gente... doy gracias por que nos atendió un equipo MARAVILLOSO que hizo todo lo posible para que fuera lo menos traumático posible... no hubo tiempo a anestesias ni nada... fue un parto gestante natural... el dolor era grande pero lo que mas me dolía no se podía calmar con anestesias.

Con el primero un grito salió de mi alma... un trocito de mi vida... pasó lo mismo con el segundo... ahora mi corazón tiene dos tiritas bien grandes... curará, lo sé... pero siempre quedará la cicatriz de vuestro recuerdo...

Los días siguientes fueron horribles, no sabía que se podía llorar tanto... ahora tres meses después hemos cogido fuerzas para intentarlo de nuevo, no os queremos, ni podemos, reemplazaros pero siento la necesidad de volver a ser FELIZ, como lo era cuando os encontré, a sentirme completa...

Cuando escribí el primer post no sabía todo lo que iba a acontecer, pero de una cosa estaba segura... MI MUNDO CAMBIO en ese instante y en eso no me equivoqué... me habéis hecho crecer como persona y abrir los ojos ante muchas cosas, a valorar lo que tengo y a quien tengo a mi lado (de verdad sin Él no podría haber seguido adelante, los malos momentos son lo nuestro) y sobre todo a saber todo lo que se puede querer... por eso necesito dar este amor... ese amor que no pudisteis disfrutar al completo y que tengo guardado.

Mis niños, mis pequeñitos... SIEMPRE.

lunes, 22 de julio de 2013

PARTE DE LA HISTORIA

Después de la primera eco dejé de escribir... lo cierto es que, aunque fui muy feliz los meses que os tuve conmigo, me costó un poco asimilarlo todo y las semanas pasaron muy lentas hasta que pude empezar a disfrutar de vosotros de verdad.

14 de Enero fue mi primera eco, me acompañó la abuela y las dos lloramos como tontas... NUNCA HABÍA VISTO UN SAQUITO TAN BONITO!, solo se veía un puntito blanco en el centro y nos dijeron que eso era muy buena señal, pero que, no obstante hasta dentro de unos 15 días no podríamos volver para escuchar el latido del corazón (os recuerdo que en ese momento pensábamos que eráis uno solo...), también nos dijeron que tenía que cuidarme mucho porque tenía un ovario bastante inflamado y tenía riesgo de una torsión ovárica y que, en caso de que notara alguna molestia, no dudara en llamar para que me reconocieran de nuevo (benditos gines privados que no te ponen pegas!).

Justo una semana después empece a notar bastante dolor en el lado izquierdo, llame a la clínica y me adelantaron la cita para esa misma tarde... ahí fue cuando el amantísimo se llevo el SUSTO, escuchamos vuestros corazones y, me duele tanto recordar como no sentí esa emoción... estaba en shock... lloré mucho por eso también, os deseaba y quería tanto que me sentí mal por no estar en mí en esos momentos... nos dijeron que era un embarazo de alto riesgo y que llegado el momento tendríamos que tomar decisiones... yo no entendía... ¿por qué?, ¿ya os tenía dentro de mi y ahora parecía que era un castigo?, igualmente decidimos que paso a paso, iba a luchar por vosotros con unas y dientes, iba a ser difícil pero nada iba a impedir que fuese vuestra mamá.

Dos semanas después, antes de ir a la cama, fui al baño y empecé a sangrar... no era mucho pero me asusté, fuimos al hospital y me dejaron ingresada... estaba de 7+6. El Doctor que nos atendió nos dijo que iba a hacer todo para que esto fuera para adelante, que no iba a dejar que os perdiéramos ahí... un mes estuve en casa de los abuelos! acostadita... rogandoos que os quedaseis conmigo, prometiéndome a mí misma que iba a ser la mejor mamá del mundo si no os ibáis... y os quedasteis. Luego seguirían dos reposos mas, cosas de gemelos me dijeron los médicos... y yo feliz, aunque tumbada, por que os quedarais conmigo.

Iban pasando las semanas y os hacíais de notar... no es que tuviese un tipín de infarto pero... menuda barrigota!, y yo feliz de lucirla!, empezasteis a moveros muy pronto... yo pensaba que no podía ser pero si así era, yo era tan feliz cuando os sentía!!, además las malas noticias fueron mejorando... pensábamos que eráis gemelos monocigoticos monoamnióticos, misma placenta misma bolsa amniótica, lo cual es muy peligroso... pero no... sobre la semana 11 (casi 12) pudimos comprobar que ibais cada uno en vuestra bolsita... ya solo quedaba sortear el tema de la maldita Transfusión Feto Fetal (TFF)... Como los presos iba tachando las semanas en el calendario, pues este tipo de complicación se da entre las semanas 16-22... entretanto tuvimos la ecodoppler de las 12 semanas, ah! y como estaban controlándonos en Alto Riesgo, cada quince días podía veros y disfrutar de vuestras piruetas, (aún recuerdo cuando el bichito inquieto en una eco se lo puso difícil al gine para poder ver a su hermano... y el tío morro apoyó su cabecita en la barriga del hermano!, ahí ya denotabas que eras el dominante...), en la doppler de las 12 semanas me dijeron que podrían decirnos si erais niños o niñas... a mí lo único que me importaba es que estuvieseis bien, aunque mi sexto sentido me decía que erais niños... tras comprobar que todo estaba correcto nos lo confirmaron, bueno mas bien nos lo insinuaron, aunque estaba bien claro!, a partir de ahí vuestro padre no paraba de decir que podían estar equivocados y que igual erais niñas... pero no! a cada eco nos hacían saber lo CHICOS que eráis... jajaja papi se había quedado sin sus princesas pero yo tenía a mis príncipes!.

Felicidad... eso era lo que sentía... eso es lo que siento al recordaros aunque no consiga retener mis lágrimas... soy afortunada de haberos tenido dentro de mí...

Ahora voy a parar porque la parte que toca contar es muy dura... el día que nacisteis y el día que os perdí...

Tengo que coger fuerzas para contarlo.

Os quiero mis niños.

viernes, 19 de julio de 2013

EL MOMENTO DE LA DESPEDIDA Y UN NUEVO COMIENZO...

Justo hoy hace 12 semanas... doce semanas que ya no estamos juntos... los tres... os quiero tanto aunque ya no os tenga dentro de mi... siempre seréis mis primeros hijos, Mario y Joel, mis pequeñitos, mis amores, mi vida...

Veinte semanas hemos estado juntos, veinte semanas de dudas, miedos, pruebas pero sobre todo mucha felicidad y amor.

No hubo un tercer post pues cuando se suponía que iba a escribirlo (me propuse escribir mínimo un post después de cada control y alguno entre medias según fueran ocurriendo cosas) fue cuando me dieron el "susto" de que eráis dos, susto entre comillas porque, la verdad, día y medio me pasé llorando... GEMELOS!!, no me lo podía creer... y el amantísimo... pobre! el que se metió en este lío porque me quiere mas que a nada y me decía... pero solo uno eh?. Yo digo que tenía tantas ganas de ser mamá que una vez dentro de mi dijisteis... aquí hay mucho amor para uno solo!, y os dividisteis!, nuestras caras en la consulta eran un poema... y yo no le paraba de decir a la gine... "pero tú me dijiste que era uno... sólo había uno...", la pobre no acertaba mas a decir que eran cosas que pasaban... que sólo vimos el saco y saco había uno... que no se podían ver los embriones hasta ahora y que para ellos también era una sorpresa... cuando me explicó que seriais igualitos y del mismo sexo pensé... ME HE QUEDADO SIN LA NIÑA!, y fue así... pero vamos eso lo contaré mas adelante.

Hoy solo quiero deciros que OS QUIERO y que desde luego cambiasteis mi mundo Y DE QUE FORMA!. Ahora ya no estáis conmigo y nunca volveréis, eso es algo que me mata pero que tengo que aceptar, os lo repito OS QUIERO y nunca voy a olvidaros, fuisteis los primeros en hacerme sentir FELIZ COMPLETAMENTE, me sentí completa y me enseñasteis mucho.

Doce semanas después, cuando debería estar en la recta final de mi embarazo me dispongo a volver a empezar de nuevo... las lágrimas aún están y seguirán mucho tiempo (creo que nunca se irán) pero quiero, necesito el volver a sentir esas sensaciones tan maravillosas que me enseñasteis, el volver a amar como os amé y a ello me dispongo, no sé si tardaré o será inmediato pero sé que seré mamá "reconocida", pues yo me siento ya mamá de vosotros, desde el minuto cero, aunque la gente no lo entienda.

Voy a contar nuestra historia con todo el cariño del mundo y esperando que alguien que esté pasando o que vaya a pasar por esta situación tan fea y horrorosa, encuentre un momento de consuelo... un espejo en el que mirarse y sobre todo, si alguien lee esto y ha pasado o esta pasando por lo mismo, que sepas que no estas sola, somos muchas, mas de las que podemos imaginar, la gente prefiere no hablar del tema, hacer como que no ha pasado y eso duele... yo necesito contarlo, aunque sea para sacarlo de mi y para que cuando llegue otro bebé pueda conocer la historia de sus hermanos, de como hicieron de su mama una mama mejor.

Gracias mis amores, gracias por pasar 20 semanas conmigo contra viento y marea, quizá no tenías que llegar pero sé que vuestra misión en la vida la completasteis... hicisteis que fuera LA MUJER MAS FELIZ DE LA TIERRA!.

Mis niños, mis pequeñitos, mis ángeles...