@YmiMundoCambio

lunes, 22 de julio de 2013

PARTE DE LA HISTORIA

Después de la primera eco dejé de escribir... lo cierto es que, aunque fui muy feliz los meses que os tuve conmigo, me costó un poco asimilarlo todo y las semanas pasaron muy lentas hasta que pude empezar a disfrutar de vosotros de verdad.

14 de Enero fue mi primera eco, me acompañó la abuela y las dos lloramos como tontas... NUNCA HABÍA VISTO UN SAQUITO TAN BONITO!, solo se veía un puntito blanco en el centro y nos dijeron que eso era muy buena señal, pero que, no obstante hasta dentro de unos 15 días no podríamos volver para escuchar el latido del corazón (os recuerdo que en ese momento pensábamos que eráis uno solo...), también nos dijeron que tenía que cuidarme mucho porque tenía un ovario bastante inflamado y tenía riesgo de una torsión ovárica y que, en caso de que notara alguna molestia, no dudara en llamar para que me reconocieran de nuevo (benditos gines privados que no te ponen pegas!).

Justo una semana después empece a notar bastante dolor en el lado izquierdo, llame a la clínica y me adelantaron la cita para esa misma tarde... ahí fue cuando el amantísimo se llevo el SUSTO, escuchamos vuestros corazones y, me duele tanto recordar como no sentí esa emoción... estaba en shock... lloré mucho por eso también, os deseaba y quería tanto que me sentí mal por no estar en mí en esos momentos... nos dijeron que era un embarazo de alto riesgo y que llegado el momento tendríamos que tomar decisiones... yo no entendía... ¿por qué?, ¿ya os tenía dentro de mi y ahora parecía que era un castigo?, igualmente decidimos que paso a paso, iba a luchar por vosotros con unas y dientes, iba a ser difícil pero nada iba a impedir que fuese vuestra mamá.

Dos semanas después, antes de ir a la cama, fui al baño y empecé a sangrar... no era mucho pero me asusté, fuimos al hospital y me dejaron ingresada... estaba de 7+6. El Doctor que nos atendió nos dijo que iba a hacer todo para que esto fuera para adelante, que no iba a dejar que os perdiéramos ahí... un mes estuve en casa de los abuelos! acostadita... rogandoos que os quedaseis conmigo, prometiéndome a mí misma que iba a ser la mejor mamá del mundo si no os ibáis... y os quedasteis. Luego seguirían dos reposos mas, cosas de gemelos me dijeron los médicos... y yo feliz, aunque tumbada, por que os quedarais conmigo.

Iban pasando las semanas y os hacíais de notar... no es que tuviese un tipín de infarto pero... menuda barrigota!, y yo feliz de lucirla!, empezasteis a moveros muy pronto... yo pensaba que no podía ser pero si así era, yo era tan feliz cuando os sentía!!, además las malas noticias fueron mejorando... pensábamos que eráis gemelos monocigoticos monoamnióticos, misma placenta misma bolsa amniótica, lo cual es muy peligroso... pero no... sobre la semana 11 (casi 12) pudimos comprobar que ibais cada uno en vuestra bolsita... ya solo quedaba sortear el tema de la maldita Transfusión Feto Fetal (TFF)... Como los presos iba tachando las semanas en el calendario, pues este tipo de complicación se da entre las semanas 16-22... entretanto tuvimos la ecodoppler de las 12 semanas, ah! y como estaban controlándonos en Alto Riesgo, cada quince días podía veros y disfrutar de vuestras piruetas, (aún recuerdo cuando el bichito inquieto en una eco se lo puso difícil al gine para poder ver a su hermano... y el tío morro apoyó su cabecita en la barriga del hermano!, ahí ya denotabas que eras el dominante...), en la doppler de las 12 semanas me dijeron que podrían decirnos si erais niños o niñas... a mí lo único que me importaba es que estuvieseis bien, aunque mi sexto sentido me decía que erais niños... tras comprobar que todo estaba correcto nos lo confirmaron, bueno mas bien nos lo insinuaron, aunque estaba bien claro!, a partir de ahí vuestro padre no paraba de decir que podían estar equivocados y que igual erais niñas... pero no! a cada eco nos hacían saber lo CHICOS que eráis... jajaja papi se había quedado sin sus princesas pero yo tenía a mis príncipes!.

Felicidad... eso era lo que sentía... eso es lo que siento al recordaros aunque no consiga retener mis lágrimas... soy afortunada de haberos tenido dentro de mí...

Ahora voy a parar porque la parte que toca contar es muy dura... el día que nacisteis y el día que os perdí...

Tengo que coger fuerzas para contarlo.

Os quiero mis niños.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Porque en mi Mundo tus comentarios importan y mucho! dime o pregunta lo que quieras!