@YmiMundoCambio

miércoles, 23 de julio de 2014

EL DÍA QUE ME CONVERTÍ EN MAMÁ

Hoy estoy algo nostálgica, hace justo una semana que Martín cumplió lo tres meses y veo que el tiempo se nos escapa de las manos.

Mi bebé ya se mantiene erguido, chapurrea gorgoritos y se ríe a carcajadas, bueno y no para señores/as! es dejarlo en la cama, sofá o similar y allá que voltea para erguirse y mover las piernecitas que a veces consigue moverse y todo!

Miro hacia atrás y parece que fue ayer cuando estaba hundida por la pérdida de mis angelitos... ahora vuelvo a ser feliz, aunque nos acordamos de ellos todos lo días sin excepción, Martín es el "primogénito" e "único hijo" de cara a la gente pero para nuestro corazón SIEMPRE seremos FAMILIA NUMEROSA.
Por ello os pido que en este post leáis entre líneas, no solo halaré de Martín.

El día de nuestro parto no fue como deseamos, nunca quise un parto programado pero las circunstancias llevaron a ello, eso si, el parto fue ideal, con lo cual no me quejo, pero vaya eso os lo contaré en otro post.

Cuando por fin me entregaron a Martín no podía dejar de besarlo y mirarlo, bueno todo lo que mis ojos llenos de lágrimas me dejaban ver. La verdad es que desde el momento en que la matrona cogió mi mano para llevarla hacia mi vagina y así tocar la cabecita que asomaba de mi bebé... buuuufff ahí empezó el lagrimeo!, quedaba muy poco para abrazarle. Esa "primera toma de contacto" me hizo pujar con todas mi fuerzas para tenerlo lo antes posible en mis brazos.

Ya lo teníamos con nosotros, era real! real y precioso!! Es cierto eso del amor a primera vista. He de reconocer que tenía miedo de no sentir ese "enamoramiento mamá-bebé", pero era imposible o sentirlo!! Y con MiCari.... ufff esa unión que sentimos, ese momento tan íntimo entre los dos tres! Nos mirábamos, le mirábamos y no pudimos parar de llorar.

En ese momento algo hizo "click" dentro de mí... ahora tenía algo muy grande y a la vez pequeño entre mis brazos que era mas importante que yo misma, mi orden de prioridades había cambiado en ese mismo instante ME HABÍA CONVERTIDO EN MAMÁ!

De eso hace hoy tres meses y una semana, catorce semanas, ciento ocho días, dos mil cuatrocientas horas y cuarenta y siete minutos... Oficialmente soy mamá, y aunque seguramente no sea la mejor mamá y ama de casa del mundo si que puedo decir bien alto que es l mejor título que me han podido dar en esta vida, y encima ese "título oficial" me lo ha otorgado la personita mas importante del mundo, Martín, mi bebé, mi pequeño gran amor, el sentido de mi vida y por lo que merece la pena seguir.

Lo advertí, hoy estoy melancólica... mi bebé crece, pronto lo pasaremos de su cuco (capazo) a la "silla de mayor" y ahí ya no habrá vuelta atrás...vuelta al trabajo, comienzo de la "escoleta"...

Estos meses contigo hijo han sido, sin duda, los mejores de mi vida, se que tienen que llegar muchos mas junto a ti pero estos primero meses, sin separarnos ni un minuto, dedicándome todas tus sonrisas, mirándonos como solo tú y yo sabemos... eso me lo guardo muy dentro, es el regalo mas precioso que jamás me podrás hacer.

Ese 16 de Abril, el día en que me convertí oficialmente en mamá, empezamos una nueva vida, mucho mejor que la hasta ahora vivida.

Gracias hijo mío por concederme el mejor título de mi vida.

La emoción me embarga...


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Porque en mi Mundo tus comentarios importan y mucho! dime o pregunta lo que quieras!