@YmiMundoCambio

domingo, 23 de agosto de 2015

A UN BESO DE DISTANCIA

Como dice la canción "no estaba muerto, que estaba de parranda! "; pues eso, ahí andamos vacacionando con la Family! 

Tenemos unos pocos días de descanso y estamos disfrutándolos a tope!  Este año Martín ya "se entera" más de todo (el año pasado sólo tenía 4 meses y medio) y está disfrutando de lo lindo! 

La semana pasada estuvimos en el pueblo y allí compartimos unos días con iaio y pudo correr y hacer el salvaje todo lo que quiso y más! Iaio le construyó un columpio en el porche ya que el del parque siempre estaba ocupado y si hay algo que le gusta a Martín del parque son los columpios! 

También, como en todas buenas fiestas "poblerinas", hubieron carnavales y yo,  como soy una ridícula no tengo vergüenza, me hice un disfraz, customizando un vestido mío, y me disfrace con mi príncipe,  y nunca mejor dicho... próxima edición con fotos 

El mismo día que volvimos nos tocó deshacer y rehacer maletas pues al día siguiente marchamos destino: "vacaciones en familia" y en ello estamos, disfrutando de estar juntos y de las trastadas del peque, que ha vuelto del pueblo asilvestrado!.

Este año, como os comentaba, está disfrutando todo mucho, sobre todo la piscina!. Con papi le encanta hacer barreras y con mami... bueno es que mami se ha hecho con el invento del siglo!.
Como desde que nació a Martín siempre le ha encantado el porteo, de hecho aún este verano hemos estado utilizando la Caboo aún con la calor que ha hecho, decidí que por qué no adquirir una bandolera de agua? Y eso hicimos! 

Después de mirar y remirar, contacté con Iran de Portakanguritos que rápidamente resolvió mis dudas y me asesoró en cuanto a talla para un bañador / pañal para Martín, que por cierto es monismo y nos está resultando genial!, en dos días tenía mi Sukkiri y el pañal de agua para Martín.

He de decir que la estamos utilizando un montón, tanto para bañarnos en la piscina, hoy incluso Martín se ha dormido en ella, como para salir de paseo, ahora el peque está en esa época en la que no quiere saber nada del carro, o andando o a brazos y claro... el peso ya es considerable. 

Es ideal tanto para los baños como para portear a ratos, super fácil de poner y de que el bichito suba y baje. 

Nos encanta portear, y eso de estar sólo a un beso de distancia es lo más!.

P.D.: En cuanto pueda edito con las fotos! Os dejo,  niño llorando! 

jueves, 6 de agosto de 2015

SEMANA MUNDIAL DE LA LACTANCIA MATERNA: AMAMANTAR Y TRABAJAR. HAGAMOS QUE SEA POSIBLE!

"Amamantar y trabajar. Hagamos que sea posible!", este es el lema que este año abandera la Semana Mundial de la Lactancia Materna (#SMLM).

Nuestros inicios de la lactancia fueron como los de la mayoría, confusos, con "problemas" y muchas dudas... tanto que no pensé ni mucho menos! que iba a llegar más allá de los seis meses de Lactancia Materna Exclusiva (LME)... y ya llevamos casi 16! y los que nos quedan!

Una vez superados los problemas de agarre, las grietas y los fantasmas de los percentiles (aquí hacer un inciso y dar MIL MILLONES DE GRACIAS a las pediatras de Martín, tanto de S.S. como del Seguro Privado, por ser unas grandes profesionales y apoyarnos tantísimo y alentarnos a seguir con la lactancia olvidándonos de las gráficas y viendo lo feliz que crecía el peque) llegaba otro, el mayor diría yo, de mis miedos... LA VUELTA AL TRABAJO!.


Martín y su teti
¿Cómo unir lactancia y trabajo en una misma ecuación siendo el resultado positivo? Señoras, Señores... SI SE PUEDE! el "¿secreto?", desoír a los opinólogos que todo lo saben y nada callan y EMPODERARNOS sí EM-PO-DE-RAR-NOS, la palabra a muchos les tira para atrás, les da "miedo" que seamos conscientes de nuestro cuerpo y de la sabiduría que hay en él, pues, como dice aquél... ajo y agua señorxs!

Me costó mucho esfuerzo el crear mi propio banco de leche para Martín, para esa vuelta al cole, vuelta al trabajo, para alejarnos... me hice la fuerte aunque muchas lágrimas salieron de mis ojos y dije en la guarde que si no tomaba nada no se alarmaran ni me comieran la cabeza que cuando estuviéramos juntos recuperaría el tiempo perdido... y así fue y es!

Martín se incorporó a la Escuela Infantil a un día de cumplir cinco meses y cinco eran las larguísimas horas que nos manteníamos separados... lo máximo que llegó a tomar en mi ausencia fue un día 100ml! ah y en vaso de aprendizaje porque él lo del bibe... como que no! ni CALMA de MEDELA ni leches fritas!.

Cuando iba a por él hacíamos parada técnica y obligatoria en el parque de enfrente de la guarde y allí hacía el primer "repostaje", y en cuanto llegábamos a casa... seguía! había que recuperar el tiempo perdido!

Cuando me di cuenta de que podíamos, de que nuestra maravillosa lactancia, por la que tanto luché y soñé, estaba establecida me relajé y decidí no pensar en cuánto tiempo iba a mamar Martín, si no en disfrutar de cada momento junto a él, con o sin teti.

Tan bien estábamos que no introducimos la Alimentación Complementaria (AC) hasta los seis meses y medio... es tan cómodo sacar la teta que me parecía un rollo el tener que preparar nada!.

Y así seguimos... poco a poco la teti fue quedando, iba a decir en segundo lugar pero no, la teta fue dando paso a otros alimentos que no desapareciendo ya que está muy presente en nuestro "menú diario", tanto es así que ahora que Martín está dentando (malditos colmillos), la teta es lo único que quiere... consuelo, amor, alimento, sedante... BENDITA TETI!

Si por la sala tenemos a alguna mamá que debe reincorporarse dentro de poco a su puesto laboral... TÚ PUEDES! No te agobies, todo es más sencillo de lo que parece y de lo que nos hacen creer!

P.D.: Dicho sea de paso que por supuesto cuento mi experiencia, mi opinión al respecto de la "conciliación" es que no hay derecho de tener 16 semanas (que no son cuatro meses) de baja maternal cuando la OMS recomienda la LME los seis primeros meses de vida del bebé y a partir de ahí, como mínimo (OJO AL DATO SEÑORES), hasta los dos años complementada con otros alimentos aptos... entonces... qué narices está pasando? Mi no entender... ojalá volvamos a nuestros orígenes y cuando Martín tenga edad de ser padre no haga falta conmemorar nada respecto a la LM porque sea algo habitual... pese a quien pese (y siento mucho por aquellas que tienen su talón de Aquiles con el tema lactancia materna) nuestros pechos son el mejor alimento para nuestros hijos, están diseñados exclusivamente para ello.