@YmiMundoCambio

viernes, 15 de septiembre de 2017

HOY LEEMOS: BOTONCITO

Hace unas semanas desde Editorial Juventud nos hicieron llegar un regalo muy especial y es que... ¿qué si no son los libros?.


Antes de entrar "en materia" he de contar la anécdota de la llegada del libro a casa... ¡y es que los peques son totales!.

Recibí el paquete en mi lugar de trabajo y esperé para abrirlo cuando recogiera a Martín, ya sabéis lo que le gusta a un niño abrir un paquete, y claro... ¿qué madre no iba a darle ese pequeño gran gustazo a un hijo?. Creo que fue el día que más rápido llegamos a casa, con la promesa de que él sería el encargado de abrirlo no se entretuvo ni un momento por el camino de vuelta. Abrazaba el paquete como si le fuera la vida en ello y cuando llegamos a casa y lo abrió... su cara fue total "¡Mamá, yo quería un disfraz de Cat Noir!".

Pero, como ya os he dicho, nosotros en casa consideramos los libros como grandes regalos y, aunque una servidora ya no puede leer tanto como le gustaría, desde bien pequeñito en casa han ido entrando libros para el peque, su librería es extensa y accesible para él, así cuando quiere "leer" un cuento o quiere que se lo contemos (diferencio porque de un tiempo a esta parte le gusta "leer" sus libros y nosotros encantados de que con 3 años se interese ya por la lectura) él mismo lo elige y lo coge.

Con la llegada de Botoncito no fue menos, superado el "disgusto" inicial quiso rápidamente investigarlo, descubrirlo y, por supuesto, que lo leyéramos juntos...

Botoncito ayuda al niño a lidiar con el hecho de crecer.

Botoncito narra la historia de un pequeño botón de la camisa de una niña llamada Ana. Botoncito es feliz junto a su amigo Ojalito en el cuello de la blusa de la pequeña hasta que un día, el hilo que lo mantiene cosido se rompe... es entonces cuando descubrirá todo un mundo en la habitación de la niña descubrirá a otros personajes en rincones olvidados de la habitación... A través de unas dulces y preciosas ilustraciones vamos a poder tratar valores como la empatía, hablar sobre la infancia y el hecho de crecer, los recuerdos y las experiencias de la vida.

Las delicadas ilustraciones del libro ayudan a narrar y comprender la historia
Una dulce y sencilla historia que mostrará a los pequeños que, el hecho de crecer y dejar atrás su etapa de bebés no es motivo de tristeza y que siempre quedarán en nuestros recuerdos los momentos felices.

Sonajero enseñó a Ana a reir, ahora ella ya es mayor y siempre lo recordará.
la calificación de edad para este libro según Ed.Juventud es para niños de +5años pero Martín, con 3 y medio lo ha disfrutado mucho. Su lectura es sencilla y usa un vocabulario cercano para el niño, además a través de los dibujos podemos seguir la historia fácilmente.

Botoncito ha llegado en un buen momento a nuestra vida ya que, con el comienzo de la nueva etapa de Martín en el Cole de Mayores hemos/tenemos que ir diciendo adiós a algunas "cosas de bebé" para dar paso a las de "Niño Mayor".

Sin duda Botoncito ayudará a nuestros pequeños a aceptar el paso del tiempo y afrontar las nueas etapas con alegría. En casa nos encanta poder explicar y experimentar emociones a través de los libros, ¿y vosotros?, ¿os gusta utilizar la literatura infantil para el aprendizaje de vuestros peques?.

¡Un besote rebonicos!.

miércoles, 13 de septiembre de 2017

VUELTA AL COLE: NUESTRA EXPERIENCIA Y 5 CONSEJOS PARA ENTRAR CON BUEN PIE



El  lunes daba inicio el curso escolar en la Comunidad Valenciana, muchos niños volvían a reencontrarse con sus amigos, sus profesores, a estrenar mochilas, libros... y ahí entre todos esos niños y niñas, estaban unas pequeñas personitas que se enfrentaban a un nuevo reto: El Cole de Mayores.

Los nacidos en el 2014 inician este año su escolarización (recordar que, de momento, en España la escolarización no es obligatoria hasta los 6 años pero se ofrece la posibilidad de escolarizar con 3 años), y con ella dejan atrás una etapa, ya no son considerados bebés, aunque no nos engañemos... para las mamás siempre serán nuestros pequeñines.

En muchos centros establecen distintos periodos de adaptación para que los peques se hagan con el nuevo entorno, muchos de ellos han estado siempre en casa con los papás, los abuelos o algún familiar o cuidador y esto de salir de su "zona segura" es todo un trauma, como es lógico y normal.

Hay centros que establecen unas horas progresivas de entrada y estancia en el centro, con y sin papás/acompañantes, otros deciden que los pequeños vayan entrando en grupos reducidos 4-5 niños cada día (como ha sido en el caso de Martín) para que aquello no sea un caos y vayan conociendo el espacio con calma y, los menos, ¡ni periodo de adaptación ni tres leches!, a saco Paco que dice aquél.

Martín entró en el segundo grupo y ayer martes fue su primer día. 

Martín su primer día de Colegio

Durante todo el curso anterior hemos ido preparando el terreno para este cambio que, inevitablemente, se avecinaba. Desde l'Escoleta (Centro de Educación Infantil o Guardería como mal la llaman algunos) nos ayudaron mucho con esto... nombrábamos mucho el tema del cambio de Cole, pasábamos a menudo por el centro donde iba a asistir a clase e incluso casi al final del curso, l'Escoleta hizo varias visitas a los Colegios de la zona para que se fueran familiarizando con el entorno.

Martín al principio era reacio al cambio, desde los cinco meses de vida había estado con sus profes de l'Escoleta que lo habían llenado de mimos y abrazos continuos. 

Sesiones Vuelta al Cole by El Globo Rojo
A pesar de que le decíamos que muchos de sus amigos (casi todos en realidad) iban a ir con él al nuevo Cole él no estaba nada convencido, "¿pero nombredesuprofe va a venir conmigo al nuevo cole?" preguntaba sin parar... "No cariño, nombredesuprofe se tiene que quedar en este cole para cuidar y enseñar a los otros nenes", parecía que no muy convencido lo aceptaba... aunque al poco te volvía a hacer la misma pregunta. ¡Por empeño no iba a ser!

Durante el verano seguimos nombrando el nuevo Cole y contándole historias sobre lo que iba a hacer, lo bien que se lo iba a pasar y como iba a ser su día a día. Íbamos allanando el terreno.

Otra de las cosas que consideramos que sería buena para él fue que, junto con nosotros, asistiera a la reunión personal que tuvimos antes del inicio del curso con la que será durante estos tres próximos años su Tutora. No queríamos que entrara a un sitio que no conocía, con alguien a quien no había visto nunca, y la verdad es que fue todo un acierto.

El "flechazo" fue instantáneo, Martín es un zalamero y la verdad es que su Profe es un encanto, nos enamoró a todos. Ella misma se encargó de prepararle un sitio junto a su lado durante la reunión y se dirigió en varias ocasiones exclusivamente a él, algo que nos pareció maravilloso, porque realmente la entrevista es para que se conozcan al peque y al Tutor/a, no a los Papás.

Fotografía by El Globo Rojo (2017)
 Martín salió tan contento que desde ese día hasta que ayer por fin empezó todos los días preguntaba cuándo iba a ir al Cole para ver a su profe.

Y llegó el tan ansiado día, el día de antes estaba tan emocionado que no pudo ni dormir siesta, por la noche, agotadísimo, tuvimos que "obligarle" a ir a la cama... en 2 minutos cayó rendido.

Sus primeras palabras al levantarse fueron: "¿Hoy ya voy al Cole?" y cuando le dije que sí al grito de "¡Biiieeeennnn!" se puso a dar saltos de alegría. Puedo prometer y prometo que esto es real y no es producto de mi imaginación, es más, pensé que tenía que haberlo grabado para tener un documento gráfico que mostrarle cuando dentro de seguro que unos pocos años nos vaya con la canción de que no quiere ir al Cole.

El camino de casa hacia el Colegio fuimos repasando una vez más lo que iba a acontecer ese primer día y lo que sería su rutina en clase. Ya sabéis que para los peques es muy importante saber qué va a pasar en todo momento, la incertidumbre y el caos o falta de rutina (lo que no significa ser la Teniente O’Neill) les genera estrés y nerviosismo.

Pues oye... ¡parece que al menos este primer día nos funcionó!, fue ver a su Profe y salió corriendo a darle un beso y un abrazo, también le hizo un dibujo en el desayuno que le entregó muy orgulloso (y aquí la madre emocionada perdida). Se puso en la fila, un besito y un adiós y ¡ale!, para dentro con una sonrisa de oreja a oreja. ¿Y la salida?, pues... ¡que no se quería ir!, y eso que mi peque va del tirón de 9 a 17h.

Sesión Vuelta al Cole by El Globo Rojo (2016)
 Ahora lo que esperamos y deseamos es que esta alegría se repita día a día y que, aunque estamos seguros de que habrá días que cueste un poquito más entrar... el ir al Cole sea algo divertido y que se hace con ganas.

Quizás sea mamá/papá de un peque que en los próximos días inicia su etapa de Educación Infantil, o quizá el próximo año, o al siguiente... si es así te animo a que pongas en práctica estos 5 consejos para entrar con buen pie el primer día de Cole que hicimos nosotros y que, si no quizá han sido lo que han hecho que Martín entre con una sonrisa a clase su primer día de Colegio, nos han ayudado a asumir y aceptar un cambio importante en la vida de nuestro pequeño:

1.- ANTICIPATE AL CAMBIO. Háblale a tu hijo de lo que va a suceder, aunque aún falte tiempo para ello, cuéntale que cuando pase el verano, cuando volváis de las vacaciones irá a un Cole nuevo donde conocerá a más niños como él/ella y donde se lo pasará genial y aprenderá un montón de cosas nuevas.

2.- VISITAR EL CENTRO. Si tenéis ocasión, ya sea porque algún conocido o familiar (hermanos, primos...) acuden al centro donde irá vuestro hijo, llevadle a conocer las instalaciones, a que pase un rato en el centro... y si no conocéis a nadie siempre podéis solicitar una visita al mismo.

3.- UN CUENTO ANTES DE DORMIR. Seguro que como a Martín, a vuestros chiquitines les encanta que, antes de dormir, les contéis una historia. ¿Qué mejor cuento que uno protagonizado por ellos? y si ya transcurre dentro del Centro... ¡Segurísimo que les encantará!

4.- ENTREVISTA PERSONAL. Es una práctica muy habitual en el primer año de Infantil, pero si en vuestro centro no lo hacen, seguro que sí harán una reunión colectiva, preguntad si pueden acompañaros los niños. Ese primer contacto Profe-Alumno ayudará a que el primer día no se adentre en un mundo totalmente desconocido, una cara amiga siempre lo hace todo más fácil.

5.- REPASAR EL DÍA A DÍA. Que los peques sepan qué va a pasar, que papá/mamá (o quien esté a cargo de su cuidado) va a volver a por ellos. Que sí, que nosotros lo tenemos claro pero ellos, pobres míos, no tanto... si se van a quedar a comer en el cole, qué van a comer, quién irá a recogerlos... Y no os canséis de repetirlo una y otra vez, contra más lo tengan interiorizado más tranquilidad les dará.

Espero que vuestro inicio de curso haya sido tan feliz como el nuestro y que, si podéis/queréis llevar a la práctica alguno, estos humildes consejos os sean de ayuda. Y vosotros... ¿cómo habéis vivido la vuelta al cole?.

----------------------------------------------------------------------------------

P.D.: Si os gustan las fotos tan molonas de Martín podéis ver más trabajos tan chulis como este en la web de El Globo Rojo.